València pone en marcha el proyecto que monitoriza a personas mayores para mejorar su autonomía

El proyecto «Smart Living para envejecer mejor» desarrollará un piloto en nuestra ciudad, tomando una muestra de aproximadamente un millar de personas de más de 65 años, que vivan a solas o pasen mucho tiempo sin compañía. Serán personas con grados de fragilidad previos a los de dependencia precisamente para prevenir ésta, y se les conectará sensores inalámbricos dentro y fuera de sus domicilios para hacer seguimiento de sus actividades de manera continuada.
El concejal de Innovación Jordi Peris ha explicado que este sistema «supervisará constantemente a la persona, con la intención de recoger datos con los que se identificarán patrones y rutinas de comportamiento que permitirán detectar desviaciones y cambios significativos. Esas desviaciones podrían ser síntoma de alguna incidencia, por lo cual su detección temprana ayudará a organizar una actuación rápida de asistencia”.
Ayer tuvo lugar una reunión en Las Naves entre InnDEA València, entidad líder del piloto en la ciudad, y las diversas entidades que también participarán y que están especializadas en teleasistencia, ayuda a domicilio, servicios sociosanitarios para personas mayores, así como en la parte tecnológica que confeccionará el sistema de seguimiento constante a las personas que formen parte del proyecto.
Esta primera reunión ha permitido empezar a profundizar en el plan de trabajo e identificar las primeras tareas a desarrollar a partir de enero. Se espera que el piloto se inicie a finales del próximo año 2017, y antes las entidades socias trabajarán en el desarrollo de la tecnología, así como en la definición y perfil de las personas usuarias, los diferentes casos de uso y en el proceso de cocreación con las personas usuarias finales, sus familias y personas cuidadoras.
La responsable de Bienestar Social, Consol Castillo, ha subrayado que este proyecto «tendrá muchos beneficios, entre otros, facilitará tranquilidad a los usuarios y usuarias, apoyará su movilidad y autonomía, mejorará el trabajo a sus cuidadoras y cuidadores, dándoles también tranquilidad e información, así como detectará de manera precoz posibles deterioros de capacidades físicas y cognitivas». Castillo ha remarcado que se respetará estrictamente la intimidad de las personas mayores que participen en el proyecto y se garantizará la privacidad de los datos.
La Unión Europea destinará 25 millones de euros a la totalidad del proyecto, de los cuales 1’4 millones de euros se asignarán a la ciudad para desarrollar el piloto. Además de València, participarán en otros proyectos pilotos Madrid, varias localidades de Galícia, y ciudades y regiones de Francia (Grenoble), Alemania (Ober-Ramstadt), Grecia (Attica, Grecia Central y la región de Macedonia), Italia (Emilia Romagna), Finlandia (Espoo, Tampere y Turku) y el Reino Unido (Leeds).
El objetivo final de esta iniciativa es aumentar los años de vida saludable y autónoma de la ciudadanía europea, con impacto en la calidad de vida, el ahorro en el sistema de bienestar social y la generación de innovación local.

X
X